jueves, 18 de septiembre de 2014

La chica que necesitaba un abrazo (VI)

Fragmentos del diario íntimo de la chica que necesitaba un abrazo

Una vez sola la vi llorar a mi mamá, y sentí que mi mundo se venía abajo. Yo creo que la razón de que a nadie le gusta ver a su mamá llorar es: ¿Cómo nosotros podemos estar bien si nuestras mamás están mal? Es una sensación horrible.


Y amo verlo sonreír, porque se que es feliz, y si él sonríe yo sonrío.


Le tengo miedo al futuro.


Lo que nunca le perdonaría a mis viejos es que me obliguen a seguir una carrera que yo no quiero.


Mi superhéroe es mi hermana mayor, mi yo de grande. Ahora entiendo que no se puede ser igual a alguien, la vida se encarga de que no sea así. Quiero ser igual a ella, pero a mi manera, de mi forma.


No podría vivir sin mi hermanita.


Mi aliada, otra persona a la que le pasan cosas malas. Se que sabe que puede apoyarse en mí como yo en ella. La necesito y mucho. Odio no verla, odio extrañarla así porque la necesito mucho, quiero verla y abrazarla, quiero que este conmigo ahora, en este momento.


Mi aliado, sabe lo que significa para mí y que si lo pierdo yo muero. Puedo ser yo cuando estoy con él.


La verdad que no me interesa su actitud, porque es así y la acepto tal cual es.


Lo único que espero es que las pesadillas no vuelvan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario